¿Qué es el síndrome de Asherman?

El síndrome  Asherman toma su nombre de Josef Asherman, el médico judío que lo definió, este síndrome se refiere a la formación de adherencias o fibrosis intrauterinas como resultado de la cicatrización que se desarrolla después de una cirugía uterina. Este síndrome es conocido también como adhesiones intrauterinas traumáticas, atresia cérvico uterino, atrofia uterina traumática, endometría esclerótica o esclerosis endometrial.
El síndrome  Asherman es un trastorno poco común que suele presentarse en mujeres que han sido sometidas a cirugías uterinas comolegrado uterino, cesáreas, parto o aborto inducido, en algún proceso que conlleve una cicatrización que pueda dejar adherencias en el útero. Una infección pélvica severa sin relación con la cirugía también puede influir a que se presente este síndrome. La tuberculosis y la esquistosomiasis son infecciones relacionadas con el síndrome de Asherman sin embargo es muy baja la incidencia de esta enfermedad y bajas las probabilidades de que causen complicaciones uterinas como el síndrome  Asherman.
Los síntomas del síndrome  Asherman más frecuentes son las ausencias de períodos menstruales o amenorrea, abortos espontáneos múltiples o infertilidad. Estos síntomas pueden ser o no indicio de la presencia del síndrome  Asherman, sin embargo si estos se presentan de forma súbita después de un legrado u otra cirugía interna las probabilidades aumentan. Por otro lado las probabilidades de contraer síndrome  Asherman disminuyen si, en se utiliza Cytotec para terminar de limpiar el tracto uterino posparto o posaborto.
Para diagnosticar el síndrome  Asherman es necesario realizar un examen pélvico completo que abarque: examen de los genitales externos, test de Papanicolaou, tacto bimanual y tacto recto-vaginal. Otros análisis que se pueden realizar son la ecografía transvaginal, histeroscopia, evaluación de infertilidad y análisis sanguíneos para detectar tuberculosis o esquistosomiasis.
El tratamiento para el síndrome de Asherman requiere cirugía para cortar y extirpar las adherencias uterinas o el tejido cicatricial, este proceso se puede realizar por medio de una histeroscopia, es decir una pequeña cámara colocada dentro del útero a través del cuello uterino, esta medida es la mejor pues previene posibles perforaciones uterinas. Después de la extirpación de las adherencias es necesario mantener abierta la cavidad uterina mientras ésta sana para prevenir su reaparición. Es probable que a la paciente se coloque un pequeño globo dentro del útero durante algunos días y se le prescriba una terapia de reemplazo de estrógenos mientras el revestimiento uterino cicatriza.
Si la causa del síndrome  Asherman es por una infección, el tratamiento puede consistir sólo en la ingesta de antibióticos.
El síndrome  Asherman es curable mediante cirugías o tratamientos por antibióticos, por lo que las mujeres que lo padecen podrán recuperar pronto su fertilidad después del tratamiento, sin embargo la infertilidad no siempre se cura sólo con el tratamiento del síndrome de Asherman.
¿Cuándo buscar tratamiento por síndrome de Asherman?
Si después de realizarse un procedimiento ginecológico u obstétrico no se reanudaron los ciclos menstruales normales o si no se ha logrado el embarazo después de intentarlo por 12 meses es necesario acudir al ginecólogo, hospital o clinica de la mujer para una evaluación de infertilidad.
La prevención de síndrome de Asherman es un terreno complicado pues es un trastorno difícil de prevenir. Sin embargo ante un aborto espontáneo, hemorragias posparto difíciles de controlar o para terminar de limpiar la cavidad uterina después del parto se puede utilizar el misoprostol como alternativa al legrado uterino pues este medicamento además de ser altamente eficaz es seguro y económico.
La ventaja del uso de misoprostolsobre otras alternativas como el legrado o la aspiración es que es un método no invasivo que ayuda no sólo en la expulsión del embrión sino también de los restos de tejido como la placenta y además es auxiliar para detener las hemorragias posparto.